Rooms

A Flama, Tabierna Vegana

Un espacio para todos… ¡en aragonés!

El restaurante vegano ‘A flama’ promueve un ambiente inclusivo, que fomente la cultura y la lengua aragonesa

Un día cualquiera de la semana, en pleno corazón de Zaragoza, una de sus atractivas calles nos invita a adentrarnos en la parte profunda y antigua de la ciudad. Paseando tranquilamente tropezamos con una de las vías más añejas de la antigua colonia de Caesaraugusta: la calle Mayor.

Antiguamente, esta ajetreada vía conectaba la ciudad con la margen izquierda y la antigua puerta de Toledo con la puerta de Valencia. Esta calle ha sido testigo de los 2000 últimos años de historia de la ciudad. Una historia repleta de anécdotas, secretos y entresijos.

Hoy, esta zona es una de las más importantes de la provincia aragonesa ya que supone el centro de la gastronomía y el ocio para gran parte de sus habitantes. Entre sus muchos restaurantes, locales de fiesta y bares donde tomar un refresco para evadirse de un largo día de trabajo, nos encontramos con una pequeña taberna de nombre y estética curiosos: ‘A flama’.

El ‘A flama’ -la llama, en aragonés-, tal y como lo definen sus trabajadores, es un bar vegano producto de un proyecto que no querían que terminase. Un espacio seguro para todas y todos, un espacio animalista, feminista y LGTBI, en definitiva, un sitio para todos. Además, el bar se encuentra en sintonía con los valores propios de una economía solidaria: la taberna no es una empresa, es una cooperativa formada por cuatro socios: Cristina Sancho, Ramón Lozano, Fermín Larrea y Guillén González.

“Nosotros cogimos el traspaso en mayo de 2017 y queríamos que la cooperativa funcionase de manera horizontal. Tomamos todas las decisiones en asambleas de socios y, aunque nos gustaría que todos lo fuesen, entendemos que eso te ata más al trabajo. Las personas que trabajan aquí también toman parte de gran cantidad de decisiones, por ejemplo, los horarios son consensuados por todos”, explica Cristina, una de las socias de la cooperativa.

Actualmente, el ‘A flama’ cuenta, además de con sus cuatro socios, con otros cuatro empleados para llevar a cabo todas las labores propias de hostelería. Antes era vegetariano, pero cuando lo traspasaron hicieron el cambio a vegano porque los que estaban en cocina lo eran y la elaboración de los platos veganos es más sencilla.

[…]

Fotografías por Carlota Peña Fraj

Coordinador de redacción: Jorge San Martín

(Entrevista completa en la revista física, suscríbete a nuestro newsletter para saber su fecha de salida y como conseguirla)

¡Suscríbete a nuestro NEWSLETTER!

Lucía Martín (Mystic Lamb)

Artículo anterior

Cristina Sieso (Postales en Blanco)

Siguiente artículo

¿Te has quedado con hambre?

Comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *