ActualidadArte

Jorge Isla, Neofossils

Jorge Isla, presenta su propia cápsula de reproches hacia la sociedad consumista.

Neofossils estará expuesta en Impact Hub Zaragoza hasta el 30 de octubre como parte del proyecto curatorial ‘Open This End’

Dicen que una copa de vino mejora cualquier receta al estilo mediterráneo, una celebración familiar e, incluso, nuestra salud. Bodega ENATE pensó, y muy bien pensado, que también podría mejorar la primera muestra de arte del proyecto curatorial ‘Open This End’, comisariado por Lorena Domingo, en Impact Hub Zaragoza. Las botellas de vino Cabernet-Merlot y Gewürztraminer daban la bienvenida el pasado jueves 24 de septiembre a la inauguración de Neofossils del artista y fotógrafo oscense Jorge Isla e invitaban a saltarse el decoro y a servirse una copa del alcohol antes de que diese comienzo la presentación. Las mascarillas y los modales nos lo impidieron y todos los invitados -9 en total, aforo reducido- nos contuvimos para poder atender al encuentro artístico entre desechos tecnológicos y naturaleza que nos rodeaba y que podrá disfrutarse hasta el 30 de octubre.

Tres lienzos con acuarelas de tonos sutiles, un hito de piedras envasadas al vacío, ¿una manzana partida por la mitad?, pantallas de móviles resquebrajadas colgando de unas ramas y apiñadas en las esquinas, círculos de hierro oxidado que mecen conchas de alguna playa. Todos estos elementos se disponían alrededor de la sala de exposiciones del edificio coworking Impact Hub Zaragoza que, junto con la bodega ENATE, han impulsado la primera aceleradora de arte de Aragón con el programa A3RTE2020, del que se van a poder beneficiar sus 5 becados: la comisaria Lorena Domingo y los artistas Jorge Isla, Natalia Escudero, Leticia Martínez y Alejandro Azón.

‘Open This End’ pretende reunir en el mismo espacio a artista y público para acercarlos simultáneamente al problema de la dinámica capitalista en la naturaleza en el momento contemporáneo. Los elementos mencionados que utiliza Jorge Isla para Neofossils responden a objetos cotidianos reconvertidos en una nueva realidad del Antropoceno, una especie de cápsula de reproches dirigidos a la sociedad consumista.

Lladia, la serie de acuarelas hechas con arena, agua y conchas trituradas, invitan al espectador a pensar en lo dañino de la construcción de playas artificiales. La pieza Raíces y cables se entiende por la forma de competir que tienen los trabajadores de Amazon en Chicago: “al tener los móviles colgando de los árboles, ganan microsegundos, lo suficiente para que el encargo les llegue antes a unos que a otros”, explica Lorena Domingo. El tótem de piedras denuncia el absurdo de la capitalización de cualquier producto -“puedes comprar piedras por Amazon”, puntualiza Jorge Isla- a la vez que refuerza su significado político y rompe con su significado rural original. En definitiva, Jorge lo que busca, en palabras de Lorena Domingo, es “hacer esa crítica social con un punto de ironía”.

Neofossils es la segunda colección de obras que el joven de 28 años expone en Zaragoza, ciudad en la que se graduó en Comunicación Audiovisual por la Universidad San Jorge. La exposición, a su vez, funciona como inauguración de la serie de trabajos de los otros 3 artistas becados que también se expondrán en Impact Hub Zaragoza en los próximos meses y que van desde los ecofeminismos, los parlamentos ecológicos, hasta el perspectivismo y el post-colonialismo.

Alejandro Monge

Artículo anterior

Cuchillas de Palo

Siguiente artículo

¿Te has quedado con hambre?

Comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *